LONDRES A MI AIRE

2/19/2011 10:35:00 a. m.

Fotos de mi amigo JOSE RODRIGUEZ


Estar en Londres es como volver a tu infancia y meterte en toda la atmósfera del curso de inglés de la época, en esos “sounds “ tan “very british”que escuchabas cuando creías que el único idioma a aprender en el mundo era el INGLES .Ya apenas te subes al tren del aeropuerto y escuchas esa voz clara que suena en el vagón y te anuncia que desde el aeropuerto de Gatwick te diriges a London Victoria., entras de lleno en ese escenario que imaginabas cuando dabas tus primeras clases de la lengua británica.

 Era la primera vez que llegaba a Gatwick, y al llegar todo está facilitado. Apenas coges el equipaje estás practicamente en el áerea del ferrocarril. De todas maneras , por mucho que hayas leído y te hayas informado, sigues haciendo el tonto, ya que los despachadores de billetes de tren, no te informan sobre lo que más te con viene , sino que intentan venderte lo más caro. Así es que con la excusa de no perder tiempo, de llegar más pronto al centro, asumes pagar las 30 libras (i/v) del Gatwick Express, sin saber que como era sábado venía cada media hora, y teníamos que esperar. Así es que nos fuimos al andén, y nos subimos al primer tren que decía LONDON VICTORIA, y resulta que era el normal, digamos , el tren local, que cuesta 8 libras el trayecto, y que finalmente vimos que tardaba los 30 minutos que tarda en el folleto el expreso. En síntesis: NO VALE LA PENA TOMAR EL GATWICK EXPRESS, cuesta tanto como el avión a Londres, y tarda 30 minutos, dos o tres menos,que el tren regional.

 Una vez en LONDON VICTORIA, decidí volver a informarme sobre cómo moverme en autobús, ya que odio desplazarme bajo tierra, por más marketing que tenga el Metro de la capital británica. Aunque debo apuntar que he visto que su merchandising está un poco de capa caída, superado por los autobuses rojos, y las creicentes imágenes de la princesa consorte Katty. Llevaba mi ruta para haber llegado al Hotel en Underground, pero dada la buena información que obtuvimos en la Oficina del Transporte Público en la salida de la Estación, me aventuré a tomar el 148 que me dejó en BAYSWATER, a dos pasos del Hotel Enry VII (haré otro post sobre este alojamiento).

 Inmediata preparación del Saturday Night Fever, y a la calle. Nuestro amigo Dietmar había reservado un restaurant Sardo en el Soho, ya que otras opciones más COOL estaban agotadas dos días antes. No quería improvisar, ni terminar comiendo pizza en el Soho (plagado de restaurantes italianos) sino sentir un poquito la atmosfera de la noche tranqui” londinense. Una recomendación para no perderse detalle, e incluso probar las novedades es comprar apenas llegues la revista TIME OUT.

 COMPRAS EN OXFORD STREET
 Pasé de casualidad ese anocher de sábado, y el ambiente estaba vivísimo, no es que sea mi lugar ideal para hacer compras, pero ahí obtienes las ideas de como anda el consumo de masas, entre las que no pueden faltar ya las famosas tiendas del grupo español INDITEX, o sea ZARA, PULL AND BEAR, etc. Pero si hay algo recomendable o fuera de serie para los que venimos del mediterráneo, esa es SELFRIDGES, que sería una versión más simple y económica a la espléndida HARRODS. Antes de entrar , deleite inicial con los estupendos escaparates , hechos y brindados a distintos creadores nóveles tanto de moda como de decoración.
 Luego , en su interior, en planta baja, como en todas , grandes espacios dedicados a la perfumería, y a la joyería, y luego por un pasillito accedes al espacio de las delicatessen, que es muy bonito y acogedor, y te puedes tomar los primeros sabores British. Luego , siguiendo por Oxford Street , puedes demorarte también en las zapaterías, por la calidad de los diseños tanto en las líneas clásicas, como en las desenfadadas, pero una vez que miras los precios sabes que eso, para los que venimos del EURO es sólo una opción de Mirar y No comprar. Nada de lo que te gusta, baja de las 3 cifras, y encima en Libras., o sea, 1 libra= 1,30 euros 

DOMINGO EN NOTTINGHILL

 Por ser domingo parece que el mercadillo que tocaba era PORTOBELLO, o sea , un mercado dedicado a las antigüedades. Ya había estado una vez en ese barrio bohemio, poco tiempo después de la famosa película de Julia Roberts.. Y la verdad que una vez pasado el furor que le imprimió esa cinta al barrio, reencontrarme ahí ha sido una grata sorpresa. No había tanta gente como esperaba, y justamente por eso, el paseo tuvo un encanto particular. Si bajas del metro en NOTTINGHILL y te adentras en el barrio, ya apenas caminas tus primeros pasos, comienzas a avanzar con lentitud ya que las tiendas que empiezas a encontrar son fantásticas. Porque , digamoslo claro, ahora que se está poniendo de moda el Vintage, a cualquier cosa antigüita o vieja se la cataloga dentro del género. Pero no todo es VINTAGE. Y aquí es una verdadero placer encontrarte con piezas increíbles que te remontan a las distintas épocas, y lo que encuentras son objetos y moda de verdad de épocas diversas de verdad. Porque recordemos que VINTAGE es todo aquello que es inherente a una época y símbolo de la misma. Pero también hay moda de hoy en PORTOBELLO ST. , para mí lo más alucinante que he visto en todo el paseo es la tienda ALL SAINTS , que es una tienda de moda espectacular y con las tendencias más modernas, y PONIBLES, aunque de formas raras. Lo más llamativo de esta tienda es su decoración que se basa en una colección inenarrable de maquinas de coser SINGER, de esas que utilizaban nuestras abuelas.

Tienda All Saints con sus famosas máquinas Singer


Fantásticos hallazgos en Portobello Road

You Might Also Like

0 comentarios

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive