EL HOTEL DE LA SEMANA: GLOCKENHOF DE ZURICH

5/10/2016 09:46:00 a. m.

Es uno de los hoteles más importantes y señoriales del centro de Zurich , y fue el patrocinador de mi estancia en la ciudad. Situado en un edificio con solera y mucha historia, forma parte de la Fundación Zur Glockenhof , una entidad que fue la primera sede de la YMCA en Suiza que a su vez había cogido este edificio propiedad de un herrero que se dedicaba a hacer campanas.


Fachada del hotel sobre la calle SihlStrasse

Zur Glockenhof quiere decir algo así como "en el campanario", y su veta sobria y religiosa se encuentra en varias partes del edificio: sobre una de las fachadas sigue habiendo acceso a la iglesia,  austera como todas las anglicanas , y por la calle SihlStrasse está la entrada a la sede de la fundación.

El hotel funciona como tal desde 1911 y desde entonces es una referencia en la ciudad, ya que se encuentra a pocos pasos de la prestigiosa avenida Bahnhofstrasse y en pleno centro comercial y ejecutivo de la ciudad .

La divinísima y pulcrísima  BahnhofStrasse

El Lago de Zurich


Hablar de la BahnhofStrasse es decir también que nos encontramos "centrally located", o sea, a pocos pasos de la estación de tren, pero para mí más interesante es que estamos también a escasos 500 metros del Lago y a muy corta distancia del río Limmat para cruzar a los puntos más importantes de interés turístico.

El Hotel tiene una decoración austera, su lobby es simple, pero tiene una sala con mesas y sillas en las que puedes disfrutar de servicio de bar. El establecimiento aprovecha su patio en las épocas de buen tiempo en los que funciona un restaurant de verano, y en invierno se instala una cabaña tipo alpina para servicios de cocina de montaña.

El Lobby del Hotel

Las habitaciones son bastante amplias , en nuestro caso el baño era adaptado para personas con minusvalía por lo cual era de un tamaño generoso, y lo más importante para mí era el ancho de las camas, y la gran calidad de los colchones, edredones y almohadas. A esto hay que agregarle la máquina de café Nesspreso "Free of Charge" y la jarra hervidora para tés.

Mi habitación

La terraza de mi habitación


Además, el hotel te obsequia a cada paso con detalles como éste:


El desayuno es buffet, y riquísimo en sabores como en contenido. Hay como en toda Suiza productos ecológicos, y tienen una amplia carta de cocina para caprichos que puedes pedir a los camareros. Éstos también te sirven el café Expresso en la mesa en delicadas jarras de plata.




Mermeladas naturales de la zona

El hotel es reputado en la ciudad por su restauración, ya que cuentan con dos opciones, más las que se suman en temporada.

Restaurant Conrad

Debe su nombre al fundicionista que fabricó campanas en el predio, tiene su carta basada en la cocina ecológica. Para ello se proveen solamente de productores locales, y sirven sólo carnes suizas. En principio la carta es bastante accesible a los bolsillos europeos ya que una ensalada cuesta 12 euros, filetes de trucha orgánica 28 euros, o salmón ahumado con patatas y espinaca, 35. Si nos vamos a la carne, un Wiener Schnitzel cuesta 35, o la pasta entre 22 y 28.  Los vinos por copa están en 7 euros promedio, y el vino de la casa, un local de Zurich, la botella cuesta 45 euros.





  • El GLOGGE EGGE es una especie de Bistró más informal que se nutre también de las necesidades de los clientes externos del hotel. Tiene una cristalera generosa hacia la esquina del edificio y cambia sus rituales y oferta según la hora. Tanto puedes ir a tomarte un Gin Tonic, como bajar a picar algo.  Nosotros probamos un Vol au Vent de salchichitas con una salsa que era muy suculento y estaba buenísimo. Las copas de vino cuestan 7 euros, y el Gin Tonic 15 euros. 


    • No dudamos en recomendar este hotel para quienes buscan el confort 5 estrellas a un precio de 4, y a un precio promedio de 300 euros la habitación doble.

    You Might Also Like

    0 comentarios

    Post favorito

    SORPRENDENTE BUENOS AIRES

    No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

    Blog Archive