Sevilla en el Muelle de las Delicias

9/26/2015 02:32:00 a. m.

Sevilla  tiene una asignatura pendiente con su río. Sin embargo hay una serie de empresarios apostando por espacios de cara al Guadalquivir que expanden la posibilidad de disfrutar de Sevilla al aire libre. Ese rincón es el Muelle de las Delicias, que se ha convertido en un polo muy atractivo y novedoso. Allí está desde hace tiempo Antonio Palomino apostando con su restaurant PUERTO DELICIA, y ahora se suma la experiencia de la Noria de Sevilla y el Acuario.


Por fin ese ángulo de la ciudad se suma a la oferta turística de la capital andaluza de un modo contundente. Poco a poco Sevilla expande sus espacios de interés, y la zona que yo llamo #SevillaDelicia hoy en día tiene un paseo contundente en este espacio.

A pocos pasos del Parque María Luisa  y a apenas 1000 metros de la Puerta de Jerez, el Muelle de las Delicias se va sumando a las acciones de consolidación de la ribera del Guadalquivir como lugar de disfrute de los ciudadanos locales, y por ende, de sus visitantes.

La vista desde La Noria

Recuerdo cuando hace menos de 10 años esa era un área abandonada del Puerto de Sevilla y estaba prácticamente restringida a los paseantes. Apenas actuaba como receptor de algunos barcos que subían el Guadalquivir y poco más. Hubo una acción política que promovió el cambio y hubo un gesto del Puerto de Sevilla a ceder su espacio  en distintos tipos de concesiones para que comenzara a hacerse atractivo para los ciudadanos.

El primero en apostar fue el empresario gastronómico Antonio Palomino, que se atrevió a montar un restaurant de vanguardia en un lugar de vanguardia. Hermosas puestas de sol, vistas al club naútico , inmejorable situación para momentos de Feria, y sobre todo , un mirador extraordinario al río.

Hoy, no sin esfuerzo, Puerto Delicia está consolidado como un espacio múltiple,  que ha cogido un excepcional protagonismo en el sector de los Eventos y las famosas BBCs. Aparte en su terraza a pie de río funciona los fines de semana un restaurant de comida andaluza atenta a las tendencias más vanguardistas.
La Terraza de Puerto Delicia

En verano tiene una apetecible terraza, que funciona como un restaurant más descontracturado, con una carta que no descuida la costumbre sevillana del tapeo, pero que se abre a su entorno y ofrece también barbacoa. El Afterhours es espectacular, con una carta de cocteles que lo único que echa en falta es el mar caribe, pero que se consuela con el prodigioso Guadalquivir.

Hoy en día Puerto Delicia tiene como oferta complementaria el gran aporte que está haciendo a la zona la apertura del Acuario, y la flamante Noria de Sevilla, por lo cual es un excelente programa para padres con niños. De hecho, los fines de semana, han creado programas gastronómicos que conjugan el disfrute de los padres, y el de los niños, como podeís ver:








NORIA DE SEVILLA


Las Norias son una tendencia, nos lo sospechamos todos con la famosa London Eye , que es una de las ineludibles atracciones de la capital británica. La de Sevilla, si bien más pequeña, tiene todos los bríos de promover esta atracción de altura. De hecho, la Dutch Wheels es la empresa holandesa propietaria  y constructora la que decide instalar esta atracción como muestra y exposición en Sevilla y tentar a otras ciudades para que le encarguen una similar.



Se ha instalado en las tierras del Muelle de las Delicias, con intención de quedarse para siempre, mientras muestra y experimenta todas las ofertas turísticas posibles en altura.



Quien crea que ésto sólo se trata de subirse a una cápsula y empezar a dar vueltas, se equivoca. Todo está montado alrededor de la noria para pasar un rato espléndido, que se complementa de momento, con la terraza de un bar, y una tienda de souvenirs y recuerdos de Sevilla exquisitos.



La Noria de Sevilla tiene 40 metros de altura enclavada casi sobre las aguas del Guadalquivir. Desde sus 30 cabinas se puede divisar monumentos importantes de Sevilla como la Torre del Oro , la Giralda, y sobre todo se tiene una vista espectacular sobre el río. Por si esto fuera poco, puedes hacer la experiencia de noche y de día, ya que los horarios varían según la época del año, pero siempre te garantizan dos horas después del anochecer.



Las cabinas son totalmente cerradas con aire acondicionado, pero hay una que es muy especial.  Es la denominada Cabina Vip ,  la más pesada de todas, que está pintada de negro, y tiene un atrezzo para ocasiones especiales: asientos de piel negro y rojo, pantalla, música. Están pensadas para pedidas de mano, tratos de negocio, cumpleaños. Te sirven bebidas, y puedes dar vuelta a la Noria 30 minutos.



Así es que con estas posibilidades , el Muelle de las Delicias se consolida como una oferta más en la ciudad, y nos falta contaros la oferta complementaria del ACUARIO. Será en un próximo post.


You Might Also Like

0 comentarios

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive