Museo Evita en Buenos Aires

9/08/2015 11:18:00 a. m.

Eva Perón es un icono nacional indiscutible en la Argentina. Para unos es un icono político y para otros un icono a secas, pero en definitiva es un personaje controvertido que no deja indiferente a nadie.

La idea de musealizar su vida y su figura es  una tarea difícil, pero ello hace  inquietante visitar este Museo que se encuentra en el barrio de Palermo de Buenos Aires, y que te permite tener un abordaje al personaje cuanto menos interesante.



El Museo Evita está situado en lo que en España denominaríamos una casa palacio de la esquina de Laffinur y Juan María Gutiérrez . La iniciativa corrió a cargo de la Fundación Eva Perón, y por lo tanto el relato está hecho desde el peronismo y desde el amor hacia esta mujer tan revolucionaria de la primera mitad del SXX. Eso no quita que el enfoque sea bastante equilibrado y sobre todo te permite acceder a una serie de documentos históricos , que te llevan al pasado y te meten en vena  lo que fue la Argentina de los años 30 y 40.
Fotos del Hall de entrada


El primer impacto a que nos alude la visita al museo es el continente, es la hermosísima casa palacio que con una arquitectura señorial, de estilo español, sirvió de Hogar de Tránsito Nº 2, donde se hicieron labores sociales de acogida por parte de la Fundación Eva Perón en vida de Eva. La puesta en escena está hecha con buen gusto y no es abusiva en lo ideológico, y te permite hacer una inmersión histórica que en el primer espacio nos alude a su muerte, a su calidad de mito. Apenas inicias el recorrido, hay una especie de altar con velitas y flores, que se fue llenando espontáneamente. Y antes de seguir avanzando , nos advierten del "Mito Blanco o Mito Negro" en el que podemos tener los dos abordajes sobre ella: Santa, Diosa, Sabia; o Prostituta, resentida, etc.



Pasamos inmediatamente a una sala oscura en la que entramos en contacto emocionalmente con el hecho definitivo que la convirtió en Mito: su muerte a los 33 años en pleno apogeo de su acción política.

A partir de ahí hacemos un recorrido lineal por su vida: su infancia en Junín, la prematura muerte de su padre, su estrecha relación con su madre y su carrera como actriz, su llegada a Buenos Aires hasta que conoce a Juan Domingo Perón. Y aquí comienza lo apasionante, lo controvertido, lo fatal y lo histórico. Aquí comienzas a hacer tu propia revisión histórica de lo que fue el siglo XX en Argentina, y el nacimiento del Peronismo que marcó el destino de la política hasta nuestros días.

------------------------------------------------------------------------------------------------
"Mi día maravilloso fue el día en que mi vida coincidió con la vida de Perón", Eva dixit
---------------------------------------------------------------------------------------------------

A medida que visitaba el Museo , cada tanto, me abstraía de mi condición de argentina para pensar cómo visitaría este lugar una persona extranjera, que sin duda estará más aferrada a captar el mito que el personaje histórico. Entonces llegamos al controvertido año 1943,en el que Juan Domingo Perón como Secretario de Previsión , Ministro de Guerra y vicepresidente comienza a ser cuestionado, y finalmente es confinado a la Isla Martín García. Surgen así las manifestaciones del día 17 de Octubre del 45 que de ahí en adelante se llamaría Día de la Lealtad. De todo esto nos enteramos y entramos en circunstacia con una serie de documentos y con el apoyo del vídeo de aquel famoso día.



Antes nos habíamos enterado de cuando él le pide matrimonio a Eva,que recordemos era veinticuatro años menor que él, de las bonitas líneas de amor que le enviaba desde la prisión en Martín García, y de otras pinceladas que hicieron que esta pareja fuera tan importante en la historia de Argentina VESTUARIO En ese momento hacemos un recorrido por algunas piezas que fueron vestuario de Eva Perón, pero en las que adrede no se quiso hacer hincapié, según me contó Carlos Tonelli, director del Museo. La línea ideológica y conductora de este lugar no quiso distraer con el interés de Eva Perón por la ropa, para centrarlo en toda su labor social posterior. Un error, según mi criterio, ya que pensando en las visitas extanjera y en los amantes de la moda de esa época, nos perdemos una faceta importante de la que en definitiva fue una primera dama.





LABOR SOCIAL Y POLÍTICA

A partir de aquí el relato del museo te mete de lleno en los años más interesantes de la vida de esta pareja, en la que él era presidente y ella simplemente Eva Perón. Años controvertidos los que corren del 45  hasta que ella muere de cáncer en el 52. En ese espacio la pareja se vió abocada a una labor social inédita en Argentina, de la que luego se pueden cuestionar los modos,



pero lo que no se puede dudar es que fueron visionarios de unas necesidades novedosas para la época pero que no se reconocían: los derechos sociales básicos: vacaciones, derecho a enfermedad, sufragio femenino. De todo eso da cuenta el Museo, sin hacer referencia a los conflictos que eso generó en una sociedad clasista, y oligarca, que no hizo más que dividir la sociedad en dos: Peronistas/antiperonistas, antagonismo que sobrevive hoy en día. Hay un espacio muy interesante, casi al final del recorrido, en el que se muestra de un modo naturalista la actividad que se desarrollaba en esta casa, que en su inicio fue Hogar de Tránsito Nº2, y que servía de refugio de personas desamparadas socialmente.


Recreación de la cocina del Hogar de Tránsito en el mismo lugar que se encontraba en los incios de los años 50

LABORES SOCIO CULTURALES 

El museo es llevado adelante conceptualmente por la Fundación Eva Perón que es dirigida por una sobrina nieta de Evita, que además ejerce como tiene además un calendario de actividades paralelas que van desde muestras de arte, como la que yo visité sobre Mujeres de la Industria textil, a unas jornadas sobre mujeres trabajadoras que se desarrolló uno de los días de mi paso por el Museo.
Jornada sobre Mujeres Trabajadoras que se desarrollaron en el Museo

BAR RESTAURANT

El Museo Evita es cuenta con un bar restaurant a un costado del edificio , que tiene una hermosísima terraza llena de plantas y que redondea cualquier paso por el museo. Tienen un exquisito Menú de medio día a un precio razonable, y puedes quedar también a café con ricas tartas o medias lunas. Es bastante frecuentado por gente local, y no es necessario entrar al museo. TIENDA Para finalizar y llevarte un recuerdo, en el museo hay una tienda bastante interesante, con distintos tipos de souvenir, y una línea de ropa cuanto menos que audaz, con faldas modernísimas con la figura de Evita, camisetas, y unos bolsos lindísimos como éste que me compré yo, porque a mí lo que me gusta de Evita es el Mito.

You Might Also Like

0 comentarios

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive