El Hotel de la Semana: Hotel Boca Juniors

7/12/2015 05:12:00 a. m.

Es sin duda uno de los hoteles más interesantes de Buenos Aires porque recoge en su esencia uno de los iconos más importantes del ser de esta ciudad: el club de fútbol Boca Juniors. El hotel de la calle Tacuarí es una iniciativa y creación de la prestigiosa cadena Design Suites que con varios establecimientos a sus espaldas tuvo la buena idea de tematizar este nuevo proyecto.

No fue tarea fácil porque querían que el tema fútbol no invalidara unos parámetros que ellos llevan como seña de identidad y que esta pasión colectiva pudiera esconder. Pero los gestores de este magnifico proyecto han estado siempre atentos a escuchar a los clientes, a ver por dónde iban los tiros de los aficionados a la pasión xeneize y para saber qué querían y qué buscaban en un hotel como éste.

Hotel Boca Juniors:  La Bombonera intrepretada por Enrique Burone Riso
Fueron muchas las sorpresas, y según nos cuenta su gerente,  Pablo Marchese, una de las primeras  fue ver que los huéspedes empezaron comportándose como un usuario de Resort, es decir, no querían salir del hotel, querían vivir la auténtica experiencia Boca Juniors.

Porque no era suficiente tener una serie de ventajas como el pack para ir a los partidos cuando el equipo juega de local, o haber accedido a ser uno más del "team" cuando los jugadores se concentraban en el Hotel. Querían más cosas, más experiencias que tuvieran que ver con la pasión azul y oro.


Así es que el desafío fue aún más allá de las actividades planeadas al inicio. Por empezar el Hotel consiguió llevar con buen gusto y sin agobiar la intensidad de unos colores tan fuertes como el azul y el amarillo. En ningún momento tienes la sensación de estar dentro de un museo ni adentro de un estadio, por el contrario éstos motivos son inspiradores en la decoración y en la creación de obras de arte que decoran el hotel y que lo tematizan.

Espectacular sobre todo es la instalación que decora el "Chill Out" del lobby, donde una instalación de vídeo recoge en 360 º  unos 15 minutos de filmación en el estadio durante un partido.





En ese espacio se realizan uno de los encuentros emblemas para los clientes del hotel que es ver los partidos en pantalla grande de un modo algo más distendido de lo que puede ser en la Bombonera.
La ambientación es cálida pero sutilmente boquense. En las paredes de la entrada se reflejan tonos cambiantes en torno al azul, del techo cuelgan papelitos que remedan los que se echan en el estadio, y lo mejor es que hablen las imágenes:

Hotel Boca Juniors, papelitos que decoran el lobby en medio de un juego de luces azules



El logotipo fue algo que también tuvo que modificarse y tuvo que agregársele un guiño al azul y oro que se consiguió con una manchas amarillas que personalizan la imagen de marca.



Esas manchas también están presente en la original piscina techada que tienen en su área deportiva, en la que se pensó rotundamente en los que quieren nadar de verdad, y se hizo una con una longitud apta para el entrenamiento. Aquí , en este espacio , también predominan los tonos azul y oro.

Pero el efecto verdaderamente sorprendente se tiene cuando se sube a las habitaciones. Los pasillos son oscuros, e impactan las pinturas de los jugadores en las puertas, obra de Daniel Brandimarte ,casi a tamaño real, y que desde luego nos habla de un hotel diferente y pasional. Dentro las estancias tienen pequeños toques de los colores, en las alfombras , y en los altos de los cabeceros de las camas siempre hay una obra de arte inspirada en Boca.



El diseño del edificio fue hecho por el prestigioso arquitecto uruguayo Carlos Ott, y desde lejos puedes divisarlo por una especie de Veleta/Bandera que sobresale de la línea constructiva de la zona.

La conceptualización de los contenidos boquenses fue obra de Museos Deportivos , una empresa dedicada a poner en marcha proyectos de envergadura que tengan que ver con el fútbol, conjugando siempre arquitectura, y comunicación con artes visuales.

De esta manera , desde el primer momento que pones el pie en el Hotel, tienes la sensación de estar en un espacio diferente, un espacio que te permite experiencias únicas más allá de que te guste o no te guste el fútbol, y que hagan la visita al Hotel Boca un paseo recomendable a gente que no necesariamente lleve en su sangre la pasión xeneize.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Que pasion ,que furor ,que bonito,gracias por tan valiosa nota ,para los que estamos en el extranjero.es genial ,mil gracias Constanza.

    ResponderEliminar
  2. De nada, pretendo retratar el espíritu de Buenos Aires. De nada anónimo.

    ResponderEliminar

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive