San Cristóbal de las Casas

11/10/2013 02:40:00 p. m.

Era la meta de mi viaje, el punto de inflexión, la ciudad que más ilusión tenía de conocer en mi recorrido del #AllMéxicoTrip . Y no me defraudó. San Cristóbal de las Casas, capital conceptual del Estado de Chiapas, es la parada ineludible en el recorrido por el territorio Maya.

San Cristóbal de las Casas es pasado , presente y futuro de un territorio cargado de historia, de contenido político y paradigma de la escencia mexicana prehispánica. Rodeado de una naturaleza exhuberante, con cantidad de opciones y de actividades, San Cristóbal es además una meca cultural que hunde sus bases en la hondura de la cultura maya, de la que quedan aún profundos vestigios.





Evidentemente ha sido contaminada por el turismo, pero a la vez le ha dado un cierto encanto de mixtura y retroalimentación. No he visto arquitectura abusiva, ni Starbucks, ni bares de hamburguesas. Pero obviamente los indígenas de las comunidades cercanas bajan a la Plaza del pueblo a aprovechar el tirón económico que significa el turismo , y a cazar "gringos" como sea para  venderles  sus artesanías, y a veces como a mí , a engañarlos.

También hay lugares mágicos o personas o instituciones que se dedican a preservar lo ancestral, y a facilitar que el abordaje hacia la cultura local sea hecho con respeto y alejado de los tópicos. Fundamental para mí en este aspecto es NA BOLOM una curiosísima institución que se creó para perpetuar la fabulosa experiencia vital de dos europeos aventureros, un arqueólogo, y una fotógrafa , que llegaron a Chiapas en los años 20 y que se conocieron en la selva lacandona investigando sobre la cultura indígena del lugar. Franz Blom, danés,  y Trudi Duby ,suiza, son dos personas que calaron hondo en el lugar, expandiendo su amor y respeto por lo que iban conociendo, y dejaron en esta ciudad un legado de conocimiento, arte y bohemia que hoy en día pervive físicamente en su casa convertida en Hotel, Museo y restaurant. Pero no es un Hotel cualquiera, es lo que ellos llaman un HOTEL CON CAUSA,  un hotel que sirve para sostener esta institución para la investigación y para la ejecución de proyectos relacionados con las culturas indígenas, y con la preservación de la selva lacandona.

En el patio de Na Bolom

Una foto de Trudy Duby

El acogedor patio de Na Bolom

Tanto me ha fascinado este espacio humano, que para mí no hay visita completa a San Cristóbal de las Casas sino pasas por NA BOLOM, que en totzil quiere decir la Casa del Jaguar. Este espacio no sólo es guarida de ilustres visitantes e investigadores, sino que además da cobijo a los miembros de comunidades indígenas que bajan a la ciudad por razones de salud o comerciales. (Dedicaré a este lugar el siguiente post del HOTEL DE LA SEMANA)

Un poco de Historia
Los 2200 metros de altura en medio de un valle de montañas en que se encuentra San Cristóbal, y tan lejos de la costa hacen imaginar lo duro que habrá sido a los españoles llegar hasta aquí. Sin embargo Diego Mazariegos lo hizo en 1528 y fundó este asentamiento con el nombre de Ciudad Real, en honor a su ciudad natal de España. Fue un personaje controvertido, porque evidentemente no llegó aquí amigablemente sino luego de cruentos episodios sometiendo y asesinando nativos. Ésto sigue vivo en el imaginario colectivo al punto de que en 1992  se organizó una revuelta para tumbar una estatua en su honor en el centro de la ciudad. Cuando llegaron aquí los españoles hace tiempo que la civilización maya había desaparecido, pero encontraron pueblos sucesores como los tzotziles y tzeltales. San Cristóbal fue desde su nacimiento un sitio de encuentro e intercambio comercial de estos pueblos, algo que persiste hasta la actualidad.

Fundamental para la historia de la ciudad fue el Obispado de Chiapas de Fray Bartolomé de las Casas, para el que fue designado en Sevilla, su ciudad natal,  en 1543. Estuvo en San Cristóbal sólo dos años, pero su labor intelectual y fáctica en defensa de los indígenas, hizo que se le diera su nombre definitivo a esta Villa.

Otro hito fundamental en la historia  es la insurgencia del Ejército Zapatista de Liberacion Nacional el 1 de enero de 1994, que se plasmó con irrupción al centro de San Cristóbal al mando del "famoso" SubComandante Marcos. Como es sabido, tomaron el Municipio  y los edificios públicos del estado federal y estatal como modo de hacerse oír y reivindicar su lucha por los derechos de los indígenas y de la conservación del medio natural donde ellos viven.  Doce días duró la revuelta en las que el ejército mexicano se enfrentó a los guerrilleros. Finalmente el mítico movimiento  bajó las armas para negociar con el gobierno federal, y toda la huella de esa lucha sigue viva en San Cristóbal. Tanto, que luego de varios años de retracción del turismo, este episodio,con el contenido que conlleva, ha dado pie al surgimiento de lo que los técnicos llaman "turismo revolucionario" o "Zapaturismo".

Un Muñequito que vendía una artesana representando al Subcomandante Marcos

Hay mucha gente interesada en llegar a lo más hondo de este movimiento, en experimentar algo más que sacarse una foto en lugares míticos o adelante de algún cartel reivindicativo, y hay dos agencias que organizan desplazamientos a Oventik, uno de los 5 reductos de autonomía y resistencia del EZLN, a una hora de San Cristóbal y a 3500m de altura.




Qué hacer en San Cristóbal de las Casas

Lo primero que hay que hacer es caminar, hacerse con la atmósfera del lugar, detenerse en todas y cada una de las casas de arquitectura colonial. Es fácil ubicarse en la ciudad, está configurada con calles rectas y manzanas cuadradas. Por el sur delimita con la mítica carretera  Panamericana que conecta  Alaska con la isla de Chiloé en Chile. Es fácil orientarse y camines hacia donde camines ves que te encuentras rodeado de montañas. Nos encontramos a 2200 metros de altura, pero la ciudad está enclavada en un valle por lo cual es muy agradable pasear por ella.




No hace falta andar mucho para darte cuenta de que aquí se conservan las esencias, pero no ha estado inmune a ese aggiornamiento que van trayendo los extranjeros tanto europeos como estadounidenses, y que lo reflejan en los negocios que montan: bares de estéticas de fusión, "hoteles con encanto", y tiendas que recogen las tradiciones artesanales del lugar con un toque de adaptación a gustos foráneos para hacerlos más comerciales.

Desde luego es una gozada entrar en las tiendas de artesanía , que por cierto venden las cosas el doble o triple de caras, que lo que encuentrs en los mercados. También hay bastantes tiendas de delicatessen, souvenirs con encanto, y  bares y restaurantes, de los que ya os hablaré más adelante.

Yo comenzaría mi paseo , como en todas las ciudades, por la plaza central o Zoco: 

Merendero y bar del Zócalo



El nombre oficial de la Plaza del Zócalo es 31 de marzo, y es el centro de la vida ciudadana. Al costado occidental está el Ayuntamiento, y en la vereda del norte la Catedral. La cara lateral oriental de la plaza es un bello y bien mantenido soportal, abajo de los cuales hay bares. En la fachada sur, hay bellas casas coloniales convertidas en hoteles, uno de los cuales fue nuestro alojamiento, el recomendable Hotel Ciudad Real.

Fachada oriental de la Plaza

LA CATEDRAL 

Tiene una espectacular fachada pintada de amarillo , y su piedra fundamental se colocó cuando se fundó la ciudad en 1539. Fue luego remodelada a finales del siglo XVII de cuando le vienen los detalles barrocos que se pueden observar también en el interior.
Chiapanecas a la caza de los turistas delante de la Catedral.

SANTO DOMINGO, LA CARIDAD Y EL MERCADO

Mucho más espectaculares para mí son estas dos iglesias, que hoy en día podríamos decir que están separadas por este interesantísimo y abigarrado mercado que tiene en venta unas maravillas que seguramente te llevarán a pagar exceso de equipaje. Porque lo que subyuga no es solamente la estética de las cosas, sino que muchas de ellas están siendo confeccionadas a los ojos del cliente. Los precios son verdaderamente muy asequibles, y son una tentación a tener que comprarte una maleta extra.



Qué te puedes comprar?


- Hamacas
-Huipiles
-Bolsos
-Collares
- Joyas y bisutería en ámbar
-Calendarios Mayas hechos en pergamino

Desde la Catedral llegas a estas iglesias y mercado caminando por la concurrida y comercial calle de 20 de noviembre donde se encuentran tiendas encantadoras. Santo Domingo está sobre la calle Lázaro Cárdenas y la distingues por su fachada barroca espectacular, que fue añadida a la estructura original que es de 1550. Nos costó entrar en la Iglesia de la Caridad, ya que la estaban cerrando , y la poseedora de la llave no era muy simpática.



AMBAR

Por la misma Calle  de la Iglesia de la Caridad, la calle Utrilla Nº 10  se puede visitar el Museo del Ambar
especialidad con la que tropezarás a lo largo de tu paseo por la ciudad. Con el nombre de Museo, Rincón, Tienda, Espacio, etc. son muchos los lugares para comprar con más o menos gusto, esta especialidad de resina caída de un árbol que abunda mucho por esta zona. Los sucedáneos, ya abundan también en los mercados, así que si es barato, no es ámbar.

COMER Y BEBER

Desde luego la calle más interesante para estos menesteres es Santo Domingo de la Calzada, sobre todo por la intensidad de bares y restaurantes que encuentras. En esta calle para mí lo más interesante es el restaurant  TIERRA ADENTRO. Es lo que podemos denominar un restaurant con causa, pues sustenta la actividad del Movimiento Zapatista, ya sea con la actividad gastronómica, como con las tiendas de artesanía de las cooperativas  “Mujeres por Dignidad” y “Fabrica de calzado 1 de Enero”que se encuentran dentro de él. Para todos los que buscamos de alguna manera tomar contacto con esta realidad insoslayable de Chiapas, es un lugar indispensable, ya que puedes observar cómo de latente continúa este movimiento, y además puedes conversar abiertamente con el personal sobre este tema. Y mucho más si tienes la suerte de que esté presente su propietario , el psicólogo Ernesto Ledesma.



Es algo más que una meca para el turismo revolucionario o el "zapaturismo" apelativos con el que se nombra al fenómeno turístico que aportó a Chiapas el flujo de gente que se interesa por esta región luego de la irrupción del ejercito zapatista en esta ciudad. 

CARAJILLO

Otro de los lugares que para mí tienen un sabor especial, y nunca mejor dicho, es Carajillo , una meca para los baristas del mundo, y para todos los amantes de esta bebida maravillosa, extraída de una fruta divina, que se cultiva en lugares cercanos al trópico , y en este país en Chiapas y Veracruz. Esta marca, tiene varios locales a lo largo de esta calle, pero los más interesantes son el pequeño local donde puedes hacer catas y comprarlo a granel , y la sugestivo local donde te encuentras con esta fantástica colección:




Hay mucho más que contar sobre San Cristóbal y sobre Chiapas, y lo iremos contando en posts sucesivos.

Si no has decidido cómo volar a México, visita mi post Mi Experiencia con AeroMéxico

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Estuve hace muchos años en San Cristóbal de las Casas, precisamente durante el alzamiento del MZLN. El ejército mexicano paraba los autobuses de día y de noche y nos revisaba el equipaje a la búsqueda de insurgentes.
    Recuerdo con cariño esa ciudad que fue mi puerta de entrada al mundo maya de la sierra y la selva, más cercano al de Guatemala, que al del Yucatán. Sus mercados indígenas en la calle con todo su colorido, las mujeres vestidas con sus huipiles y los talleres artesanales donde se trabajaba el ámbar.
    De aquellas apenas había turismo, ni tiendas al gusto del turista. Todo era más quizás más auténtico de lo que describes ahora. Aún así no dudaría un segundo en regresar.

    Y viendo las fotos con sus construcciones de aspecto colonial me vienen a la memoria imágenes más recientes de la ciudad de Antigua en Guatemala. El enorme legado de la colonia se ha acabado fusionando con el paisaje humano y ha conformado un mundo riquísimo en esta zona de Centroamérica que cada día me sorprende más.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Antonio. Evidentemente el Turismo es un gran contaminador de los lugares. A todos los viajeros nos gustaría llegar a sitios que estuvieran puros de esa invasión y desvirtualización de las esencias. ¿Queda algún lugar en el Mundo así?

    ResponderEliminar
  3. Nos quedamos con las ganas del artículo sobre el hotel de la semana, para publicarlo en la página!

    ResponderEliminar

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive