El Hotel de la Semana: Na Bolom en Chiapas

11/21/2013 09:25:00 a. m.

Un Hotel con Causa en San Cristóbal de las Casas.

Puedes llegar por casualidad o por curiosidad , pero NaBolom es la meca de todos los bohemios , aventureros o investigadores que sigan los pasos o la estela que han dejado en Chiapas Franz Blom y Trudy  Duby , un arqueólogo danés y una fotógrafa suiza que se conocieron y enamoraron en la selva lacandona. Esa historia de amor y de vida es la que nos gustaría tener a todos los que llegamos a esa casa en SCDC, para husmear la historia de esos dos seres románticos y comprometidos que un día vinieron a Mexico y no se fueron más.
El patio de Na Bolom con el bello retrato de Trudy Duby

Su alma y su obra perviven en esta institución altruista que sigue multiplicando la onda de esta pareja de europeos que cruzó el Atlántico para aportar y no para quitar. Hoy se suma a la oferta turística de la ciudad, abriendo las puertas de su casa como hospedaje, restaurant y museo. Bajo la sugerente denominacion Hotel con Causa, ponen a disposición de los visitantes de esta bella ciudad  habitaciones para quienes hacen de sus viajes una experiencia profunda.

Apenas traspasas la puerta te das cuenta de que estás en un hotel diferente, y enseguida adviertes la atmósfera de vida de los fundadores de esta institución. Ésta fue siempre una casa de acogida, en sentido literal de la palabra. Aquí vivieron Franz y Trudy su historia de amor absolutamente ligada a su pasión por el territorio y por los indígenas lacandones.


Fue una casualidad sonora la que llevó a llamar a este lugar Na Bolom que en lengua maya  quiere decir "la casa del Jaguar", y así la llamaron los lugareños por asemejanza al apellido Blom de Franz. A partir de ahí, ya no se lo nombra más por el apellido, y desde entonces en esta casa se habla de Franz y Trudy, sin aspavientos, pero con toda la fuerza de poder seguir trabajando sobre su legado.

Hoy , en este Hotel/Casa/Museo/Restaurant puedes recrear su vida y sus experiencias, a través del magnífico trabajo de recopilación y ordenación que se han hecho de sus cosas y sus experiencias. En la parte derecha, según entras,  se dispone el Museo en el que puedes ver documentación y objetos de Franz en sus primeras expediciones a la selva lacandona , tanto así como las fotos de Trudy. No olvidemos que estamos hablando de la primera mitad del siglo XX, por lo cual todo lo que allí encontramos tiene toques de historia. Me encantó ver el diario de viaje a la selva de Franz, sus gafas, la montura de su caballo, tanto como el enfoque personal y femenino de Trudy en su abordaje a los indios lacandones.
Una de las fotos de Trudy expuestas en el Museo


El diario de Franz en el Museo

Las monturas con que Franz Blom inicio sus incursiones en la selva


Del otro lado, en el último cuarto que ocupó Trudy como habitación, se pueden ver las joyas de ella, su ropa y sus pinturas. Pero por toda la casa recoges e imaginas la atmósfera de una época, de unos bohemios intelectuales europeos que se encontraron en San Cristóbal de las Casas a profundizar sobre las culturas nativas. Famosas son las cenas que se servían en el restaurant presididas por Trudy a las 7 de la tarde. Pero no es un restaurant cualquiera, es un comedor con una mesa enorme en la que todos se encontraban con todos en el diálogo. Estas cenas hoy en día se repiten bajo petición.
El famoso comedor

También es sugerente la atmósfera que se respira en la biblioteca, con el legado de sus libros, en la que puedes sentarte a leer o a conversar, alrededor de la chimenea.

Otra de las posibilidades que brinda este Hotel con Causa es pasear por el fondo donde un bello y tupido jardín alberga réplicas de las viviendas lacandonas, aparte de haber varias habitaciones destinadas a hospedar a los miembros de comunidades indígenas que en la actualidad necesitan venir a la Ciudad por temas de saludo o comerciales.

Una réplica de las chozas lacandonas que se puede ver en el jardín de Na Bolom

Las habitaciones son coquetas, y sobre todo , están decoradas con toques locales. En ellas no hay televisión ni WiFi, porque este lugar está concebido para pensar. Evidentemente, si quieres estar en el mercado has de brindar el servicio de conexión inhalámbrica a internet, pero a ella accedes sólo en la planta de abajo.





Si no te alojas en el Hotel, puedes visitar el Museo y la casa pagando una módica entrada , y piensa que todo lo que se recauda en este lugar es para una CAUSA, la causa de los indígenas de los Altos de Chiapas, basado en cuatro programas: cultural, de medio ambiente, fondo médico y programa de desarrollo municipal sustentable.

Puedes visitar San Cristóbal de las Casas a traves de mi experiencia en :
San Cristóbal de las Casas, la capital conceptual de Chiapas

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Gracias por la publicación, ya contamos con WIFI en el 80% de las habitaciones. ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, gracias por el dato, de todas maneras me parecía diferenciador el hecho monacal de estar desconectado en las habitaciones, algo que viene también muy bien. Un beso.

    ResponderEliminar

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive