Crucero por los Fiordos Noruegos I

9/08/2012 12:39:00 p. m.

Me sentía como aquel anuncio de Viajes Halcón, ¿os acordaís?, aquel de "Curro se va al Caribe", o sea, me sentía parte de esa masa vaga que se va de vacaciones para que le den todo hecho, para que los lleven a lugares establecidos, y que encima te pongan horarios para todo.


Me perdonaba a mí misma por que a la hora de hacer un Crucero, al menos había elegido un destino "Cool" como es Noruega, un destino para viajeros que buscan exclusividad, y un destino que de alguna manera es un destino para ser "activos". También me perdonaba por elegir una geografía que  desde el mar ofrece una visión insustituible a la que tendré cuando la recorra por tierra. Y por último , me lo permití este año, ya que estaba recuperándome de un pie lesionado y se supone que los cruceros son una propuesta turística perfecta para personas con la movilidad reducida.

Así, con todos estos prejuicios, reservé mi camarote (interior) en el barco Brilliance of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, por fecha y por precio, ya que el Costa Luminosa de Costa Cruceros era un poquito más caro. La mayoría de los cruceros grandes que van a los Fiordos Noruegos parten de Copenhague, y había visto uno con un precio muy conveniente que salía de Amsterdam, pero claro, en este tema, el precio barato te hace dudar de la calidad.

Me gustaba mucho la idea de salir desde un punto Escandinavo, para profundizar el destino, aunque el precio de los vuelos desde España sea bastante más elevado que a Amsterdam . Y ahora que recuerdo también había otro que hacía esa ruta y que salía desde Kiel, en Alemania.

Para comprar el paquete Crucero+Vuelo, Royal Caribbean no te permite quedarte más días o llegar antes, tienes que coger su vuelo concertado para llegar a la salida del barco. En este caso todos sus barcos en ese puerto parten los sábados. Así que decidí buscarme el vuelo por las mías, para lo que estuve muchos días navegando por el  Skyscanner, y por las páginas directas de las compañías SAS (www.flysas.com) , Air Europa, o Easy Jet. Entonces, al precio del Crucero (Ya explicaré el tema de los precios, porque requiere un post entero) tuve que sumarle 360€ por persona del vuelo, o sea, unos 80€ más de lo que me hubiera costado si compraba el charter de la compañía naviera.

Así es que después de pasear cinco días por Suecia con un coche alquilado, opté por pasar la noche previa en Copenhague, a costa de pagar unos precios altísimos por el Hotel. Debo confesar que esa mañana estaba nerviosa, nunca había tomado un Crucero, no sabía cómo era el "Check In", me habían aconsejado hacerlo On Line, pero como viajo con una persona con movilidad reducida, preferí hacerlo In Situ.

Si lees el contrato que te entregan cuando contratas el Crucero, que viene adjunto a la página con tus datos y código de reserva, desde luego te sientes un poco intimidado por la compañía. Todas son claúsulas en las que prácticamente ellos se exculpan de cualquier cosa que pueda pasar: inclemencias del tiempo, inclemencias de salud de los pasajeros, accidentes, etc etc.

El puerto de Copenhague desde la cubierta de mi Barco

Pero lo que más me chocó fue la claúsula de la prohibición de subir alcohol a bordo. Todos sabemos que el Crucero es un negocio, que una parte de sus ganancias es con la venta de las bebidas alcohólicas, pero de ahí a que se arroguen el derecho de hurgarte en tu camarote para ver si te traes una petaquita o una botella escondida en la maleta, me parece un abuso de autoridad. Y además, amenazan con echarte. De todas maneras yo esperaba que los precios de las bebidas alcohólicas fueran más caros, y un Gin Tonic cuesta entre 6 y 7€ dependiendo de la marca.

CHECK IN Y EMBARQUE

La hora de comienzo del trámite estaba fijada a las 12 y hasta una hora antes de la partida, que era a las 17. Yo contrariamente a mi historial, llegué puntualísima cerca del mediodía con un TAXI. Recomiendo rotundamente este medio para acceder por libre al puerto, ya que desde el centro te puede costar entre 20 y 25€. El tren de cercanías de Copenhague te lleva a la estación portuaria, pero tienes que caminar con la maleta y la verdad es que si te vas a pasar una semana de placer gastando más de 1000€ por persona me parece  poco "Cool"  ahorrate el dinero del taxi. Además, un dato importante por el tema de la moneda, es que todos los taxis llevan TPV para cobrar con tarjeta de crédito.

El coche te deja prácticamente en la puerta de embarque, y cuál fue mi sorpresa que apenas bajas del vehículo ya tienes chicos de la naviera ayudándote con las valijas (que deben ir con una cinta con el número del piso donde se encuentra tu camarote), y a partir de ahí te olvidas de ellas.

Royal Caribbean en el puerto de Copenhague monta una supertienda de loneta , en la que están los tantísimos mostradores  para el trámite del embarque. Hay un montón de chicas asesorándote sobre cómo llenar los impresos, están todos con una sonrisa y amabilidad impresionantes, y aquí mi sorpresa, fue todo tan eficiente y tan rápido, que automáticamente cambié el chip y mis prejuicios con respecto a los Cruceros de Masas. Aunque dos pasos más adelante, nos hicieron poner a mí y a mi compañero adelante de una fotazo del Barco, tipo photocall, para tirarnos la instantánea de nuestra llegada, que luego intentarían vendernos a Bordo, y que por supuesto no compré.

Dos pasos más adelante retomé mis sensaciones de ser parte de una tripulación de infantería de marina, ya que antes de embarcar te obligan a lavarte las manos en un expendedor de jabón y desinfectante, que durante la travesía se convirtió en una obsesión, ya que sin tanta insistencia te lo ponían a la puerta del comedor. Pero estos detalles de a bordo, vendrán en post posteriores.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Muy interesante, a ver si pronto puedo hacer yo un crucerito de esos. Estoy impaciente por los demás post, no tardes mucho en escribir, no sea que se te olviden los detalles.... besos

    ResponderEliminar
  2. Elena, planteemoslo, o sea planteemoselo al Universo, a ver si nos vamos a alguno. No me importaría hacer uno en Grecia, fuera de temporada, e irme en lo que se llama Crucero de posicionamiento, cuando baja a Bs. As al final del verano. Ayer ví el que va a Río, son 17 noches y cuesta 500 y pico. Cuando nos jubilemos.

    ResponderEliminar

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive