ALTO ADIGE: Mahler estuvo aqui

6/09/2012 02:11:00 p. m.

En estos dias en que la selección estaba concentrada en Schruns,en Suiza, veía las entradas de los periodistas televisivos con un fondo paisajistico que me traia cierta nostalgia alpina. Me recordaba mi estancia en las Dolomitas en la zona denominada Sud Tirol o Alta Pusteria, es decir un valle que queda en el limite entre Austria e Italia.

Fue una escapada inesperada, venía de pasar 15 dias en Croacia, y desde Venecia cogimos un coche para pasar los ultimos dias de vacaciones alli. La meta inicial era Cortina (contado en otro post) , una vez superamos esta localidad frecuentada por la burguesía italiana y de toda Europa(sobre todo en invierno para esquiar), comienzas a sorprenderte por ese paisaje tan de cuento de Heidi, y sobre todo a mi me impactan las construcciones caracteristicas, que me hacen soñar con un mundo idílico, esa sencillez de ensamblaje de materiales nobles simples como la madera, la piedra y unos interiores maravillosos.
Con ropa de Playa en la Montaña

La aventura tenía la fascinación de que no teníamos ninguna información turistica de la zona ni reserva hecha y no sabiamos nada de a dónde nos dirigiamos. Sabia simplemente que no estaba con la ropa adecuada, venia de la playa, y no me estaba dirigiendo desde luego a mis destinos preferidos. Siempre he dicho que jamas iré en verano a la montaña, cosa que cambié después de esta escapada.

Seguiamos rumbo al norte motivados o inspirados por las recomendaciones de un elegante señor veneciano, propietario de un Hotel en la Ribiera del Brenta que sube a descansar siempre a esta zona siguiendo los pasos de Mahler. Esta es una zona donde los establecimientos escriben Mahler estuvo aqui. En efecto, en la localidad de Dobbiaco existe y es visitable la casa en la que veraneaba.

Con una de las propietarias del Hotel
Una vez superada Cortina, subes por una carretera comarcal con un paisaje bellisimo, vas esquivando uno tras otro esos hotelitos con florecitas en los balcones, comienzas a preguntar, todos tienen un precio similar. Pero el primer impacto estético es encontrarte con los dependientes de las recepciones vestidos de tiroleses, mucho mas llamativo y bonito en el caso de las chicas.

En general este tipo de hoteles te obliga como minimo a la media pensión, opción que termina siendo muy conveniente, ya que solo en los pueblos hay restaurantes o bares y lo comodo es acogerte a esa modalidad. Una vez q lo pruebas se suman las ventajas ya que al menos en el nuestro la comida era un prodigio de gastronomia local, a un precio bastante asequible: 125€ la doble. Era un Hotel mediano, familiar, todas las camareras eran hermanas o cuñadas, y otro detalle peculiar es que hablan tanto italiano como alemán.

La habitacion agregaba mas encanto a la experiencia, solo nos faltaba tener frio. En la cama te ponen los dos edredones doblados por la mitad, esta todo revestido de madera clara, los ventanales daban a una vista estupenda, y solo nos faltaba un poco de nieve para estar a tono.

El desayuno como en todos los hoteles de estas zonas es maravilloso, mil variedad de panes, mermeladas caseras, pasteles y tartas con mucho chocolate, cafes tes zumos naturales, etc. Una vez tomado, viene el gran momento para una amante del veraneo Marino. QUE SE HACE EN LA MONTAÑA EN VERANO?

Habia visto q la gente estaba vestida de Trekking y en efecto, todos se iban a caminar. Asi que alla vamossssss..........

You Might Also Like

0 comentarios

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive