Imprescindible visitar Salta en un viaje a Argentina

12/01/2015 11:08:00 a. m.


La provincia de Salta se ha convertido en uno de los destinos top del turismo de interior de Argentina, gracias a unos recursos naturales sobradamente merecedores del éxito, a un patrimonio cultural bien conservado y a una labor muy profesional de comunicación.


Salta lleva la vanguardia de toda la región del noroeste y ha logrado hegemonizar y distribuir el turismo de la zona dando valor a sus recursos  y a los de sus vecinos que aún están algo dormidos. Así es que la capital, Salta, es un centro de acción imprescindible cuando te planteas visitar el norte argentino, no sólo porque el tráfico aéreo tiene una frecuencia imbatible desde Buenos Aires,( y ahora también desde Brasil), sino porque los salteños venden también muy bien las escapadas a las provincias limítrofes.

La bella y señera Catedral de 1848



Así que cuando uno se plantea el norte , se plantea Salta para empezarlo todo. ¿Y por qué Salta? ¿Qué nos ofrece Salta? 

Plantearé varias razones por las que es imprescindible visitar este rincón de la Argentina si quieres conocer el espíritu de este país.

1. SALTA CAPITAL

Por empezar esta ciudad es una de las que mejor conserva su patrimonio colonial. Quien como foráneo llegue a Salta y conozca ya México, Perú o incluso Ecuador, dirá " vaya , tanto patrimonio no tiene" , pero acaso no sepa que Argentina es un país que se dedicó a destruir casi toda la arquitectura que se fraguó en épocas en que este país se fue poblando y luchando para separarse de España. Nunca he terminado de entender bien las razones, pero acaso tenga que ver con el "querer separarse del padre". Menos mal que a finales del Siglo XX vino una ola de puesta en valor de todo lo antiguo en general, y de lo colonial en particular, a sabiendas de que daba carácter e identidad a lo que Argentina es.

Fundada en 1582 por Hernando de Lerma,  Salta mantiene una arquitectura digna de ver, colonial y posterior, y en su famosa Plaza 9 de julio se puede ver un poco la superposición de estilos, casi todos "neo", sumándose a la imponente Catedral de 1848, el recientemente remozado Convento de San Francisco, el Cabildo, y esas características casonas con las que tropiezas cuando caminas sus calles.

Salta tiene otro gran incentivo y es el folclore. Algo denostado en la Capital Federal y en zonas urbanas más bien costeras, este tipo de música popular curiosamente recoge su nombre genérico de un anglicismo. Resulta que esta ciudad fue durante siglos una posta fundamental en la ruta del Alto Perú con el Puerto de Buenos Aires, ruta que en el período virreinal era vehicular de materias primas y de información. Eso hizo desarrollar en el Valle del Lerma todo un "modus vivendi" entre rural y urbano que fue configurando las estructuras de esta música que fusiona música andina, música indígena, y algo de lo llegado de España, al punto que uno de sus palos musicales se llama  "copla".

Salta es cuna de grandes cantores, y de grandes y prestigiosos grupos musicales , entre ellos, Los Nocheros de Salta, Los hermanos Dávalos, Los Cantores del Alba, Eduardo Falú, etc. En la actualidad como parte del programa turístico de la ciudad está la imperdonable asistencia a las Peñas, espíritu auténtico de la ciudad, donde no sólo se escucha cantar sino que también se come. Lo que más me gustó de ésto, es que no están reducidas al turista sino que compartes pasión con los salteños.

Las fantásticas empanadas de la Casona, una de las más prestigiosas peñas de la capital
Escenas de La Casona

El comercio es otro de los encantos fundamentales de la ciudad: en su fantástica calle Caseros se suceden estupendos negocios de Souvenir al uso que se alternan  con aquellos que han recogido la tradición para inspirarse y volcarla en objetos de decoración o ropa absolutamente originales.

También me encantó alejarme un poco del centro hacia calles más distantes de la plaza principal , en las que se respira un comercio popular, un comercio que nos habla de su economía, y que hacen ver que la Capital es punto de referencia y distribución de mercancías.

Uno de los premios al visitar Salta: las tiendas de la calle Caseros 

Visitar Salta tiene estos premios: esquina recurrente , visitar el Convento de San Francisco 

CAFAYATE

Lugar imprescindible en una visita al norte Argentino. Es acaso el lugar más encantador de todos los que he visto en mi escapada, no sólo por su belleza natural, sino porque conjuga esa personalidad tan especial de su esencia vitivinícola con el ambiente que genera alrededor, sin haber por ello  matado la esencia pueblerina que mantiene. Y en este caso ese "pueblerino" lo digo en el sentido más bello de la palabra.



Encantadora la visita a Bodegas Nani

El camino que va de Salta a Cafayate es uno de los más bellos de la provincia: entre valles y quebradas de tierra roja se llega a este pueblo encantador que poco a poco va incorporando un espíritu "chic" que le da todo lo que circunda al vino y los personajes que lo rodean. Dejó de ser secreto ya las bondades de estas tierras para cultivar uvas prodigiosas, con la particularidad de los toques que sólo se adquierenen los vinos de altura. 

Hay dos modos de abordar este exquisito destino: o viniendo con una excursión por el día partiendo desde Salta (como yo hice con la eficiente Viajes Willka) o lo que yo recomiendo que es venir a quedarse varios días. La oferta hotelera es cada vez más prolífica, y hay algunos lugares absolutamente de destino Luxury. (Ya os contaré en un post dedicado exclusivamente a este lugar)

No hay que olvidar citar el interesantísimo Museo del Vino, un emprendimiento del Ministerio de Turismo de Salta, que ha patrimonializado en este espacio todos los elementos que hacen a este pilar tan importante de su economía.

TREN A LAS NUBES

Hablando de patrimonializar, el gobierno de Salta, con el apoyo del Ministerio de Transportes de la Nación, ha relanzado uno de sus activos más importantes en materia turística: el tren a las nubes. Gozando ya de fama internacional , este famoso producto turístico se ha remozado y lanzado para recorrer los 32 kms que separan la capital del viaducto de la Polvorilla a 4200 metros de altura , y que tan bien cuento en mi post Llegando a las nubes .



CACHI

Es una de las escapadas más frecuentadas desde la capital, en un trayecto que se hace ida y vuelta en el día, y que llegado un punto tiene cierta dosis de vértigo hasta llegar a esta bella localidad de los Valles Calchaquíes. El destino es tan bello como el camino. Dicen que tiene el "mejor aire para respirar del mundo", y mientras lo haces puedes visitar el interesante museo Pío Pablo Díaz de cultura indígena y la Iglesia San José, con su característico techo de madera de cardón. Coronada por la mítica Ruta 40, Cachi es una de las tantas razones que yo doy para venir a Salta, y de los que me explayaré en post sucesivos.

DONDE ALOJARSE

Obviamente recomendaré el Salta Design Suites, que patrocinó mi estancia, un cinco estrellas de la prestigiosa cadena que expande su clase y su estilo por el territorio argentino,  por Uruguay y Brasil. Han convertido a la esquina de Belgrano y pasaje Castro en un prodigio de ensamble de arquitecturas, ya que han encajado una estrucutra de edificio moderno en una casona antigua, siendo un modelo de diseño arquitectónico. Así tienes vivencias diferentes en los diferentes espacios, pero lo mejor es su piscina y jacuzzi en la terraza que te permiten disfrutar de la ciudad de Salta desde lo alto.

La terraza del Salta Design Suites






You Might Also Like

0 comentarios

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive