México : De Guanajuato al Cielo

1/08/2016 01:38:00 p. m.

No es necesario informarnos por qué nos encontramos en una ciudad Patrimonio de la Humanidad cuando caminamos por Guanajuato, lo sabes mirando, respirando y sintiendo sus vibraciones. Subes, bajas, giras en vericuetos insospechados, te impactan sus colores, las personas te sonríen: viven en tiempos tranquilos diferentes a  los tuyos . El escenario es ensortijado, de rincones y de desniveles que hacen que mires donde mires todo sea diferente a las formas cuadriculadas del urbanismo colonial.
De Guanajuato al Cielo

Te enteras luego de que cuando la UNESCO se decidió en 1988 a sumarla a los lugares patrimoniales de los seres humanos, valoró no sólo que conserva los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica y barroca de "Nueva España", sino que además en Guanajuato se mantiene viva la esencia de su origen minero que la hizo desarrollarse de una determinada manera. Porque la UNESCO incluye dentro del "lote" a las minas de plata adyacentes que descubrieron los españoles en la mitad del siglo XVI y en torno a las cuales se fue configurando esta imponente ciudad.

En principio se alzaron cuatro fuertes que protegían las extracciones del metal blanco  y a partir de ellos se fue expandiendo la ciudad por su escarpada orografía , y dentro de la cual se han ido cabando túneles , callejuelas y pasadizos para hacerla más vivible y que son escenarios que hacen famosa a la ciudad.

Desde luego, como en todos los puntos de México donde hubo riqueza, allí fueron los Jesuitas, y demás órdenes, y aprovecharon la situación para construir hermosos templos de poderío para imponer su ideología. Así quedan muestras magníficas como la Basílica Colegiata Nuestra Señora de Guanajuato y la Iglesia de la Compañía (de Jesús) , dos iconos imperdibles de la ciudad.

La Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato

El área patrimonial de la humanidad cubre 190 hectáreas, y en los criterios que hizo hincapié la UNESCO siempre hizo referencia a esa inextricable simbiosis entre las minas y la ciudad, parece que no serían una sin la otra. En efecto incluye a la Boca del Infierno, el pozo minero que se hunde a los 600 metros como un espacio a proteger.

Los integrantes del #AllMexicoTrip tuvimos la oportunidad de caminar por Guanajuato City en una tarde del final de verano con un clima encantador. Veníamos de disfrutar una intensa experiencia gastronómica en la mesa de Bricio Dominguez en su Jardín de los Milagros , sugerente nombre para una sugerente cocina que te mete de lleno en la cultura de este lugar. "De Guanajuato al Mundo". ( Podeís conocer el restaurant en mi post Pinceladas de Guanajuato )

Luego nos esperaba en un punto de la calle Juárez , el profesor Salvador Santacruz, el inefable guía que nos acompañó  en nuestro paseo fugaz pero intenso por las sinuosas y enrevesadas calles de esta ciudad.. No sé si le pasó a todos mis compañeros, pero al menos yo me encontraba con el efecto Jet Lag (era nuestro primer día en México) pero sobre todo con el más fuerte de todos "el Jet Lag Cultural", el del cambio de escenografía, de estética, de estímulos, de parámetros ambientales.


EL GUANAJUATO QUE YO VÍ

El profesor comenzó su charla en la Plaza de San Roque , escenario del festival cervantino, un festival de teatro que imprime caracter y que surge de los Entremeses Cervantinos, que organizó Enrique Ruelas en los años cincuenta. Las gradas se mantienen en pie durante todo el año, acaso para detenerte a observar la bella parroquia que decora y da nombre a la plaza, y la extraña cruz que la precede. Era difícil entender a detalles, por entonces sólo recuerdo que me distraía en tonterías, en fotografiar las primeras iconografías mexicanas, y las curiosidades de las tiendas del lugar.

Llegamos luego por la calle Ramillete a la simpática Plaza de San Fernando llena de bares, escalones y escalinatas. Retintinea en mis oídos el agua de la fuente, y la sonrisa de la gente que nos miraba raro como si fuéramos simples turistas fotografiándolo todo.

En la Plaza San Fernando




Volvimos a bajar a la calle Juárez,  con prisa, y saltando obstáculos y tráfico desordenado llegamos a la Plaza de la Paz, uno de los iconos de la ciudad. Y podría decirse que tiene un ensamble cívico y religioso, ya que el nombre a la plaza se lo dá el monumento que fue construído para celebrar el fin de la guerra de la independencia  y que pareciera querer alzarse por encima de la Basílica Colegiata, emblemática y bella catedral de la ciudad.

No fueron discretos en nombrarla, aquí nada es minimalista, y la llamaron Catedral Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, y así supimos que ese bello templo alberga nada menos que la imagen de una Virgen trasplantada desde Andalucía, y que regaló Felipe II. Pero los barrocos interiores no deslumbran tanto como el exterior que hacen que te detengas a observar su exhuberancia  y ese guiño colorido que te hace saber que te encuentras en lationamérica.

Monumento a la Paz de Jesús Contreras

Por el callejón del Estudiante llegamos a los pies de las escaleras de la Universidad de Guanajuato, cuyo edificio  fue construído como Hospicio y luego fue Colegio Jesuita. Tiene rango de universidad desde 1945, y en ella se imparten 65 licenciaturas. Toda esa calle tiene la impronta de los Jesuitas, más adelante se puede apreciar La Colegiata, una iglesia barroquísima, pero que no tuvimos tiempo de visitar.

Seguimos callejeando y por arte de magia,  por un lugar secreto que sólo un guía como el profesor Salvador puede conocer , llegamos al "lobby" de fantástico y clasiquísimo e hiper auténtico  Hotel Santa Fe (en mi próximo viaje me quiero alojar ahí), y así pasamos a la vivencia más costumbrista que se puede tener en la villa de Guanajuato y es su Plaza de la Unión. Porque el Hotel se encuentra en esta Plaza, sólo que nosotros habíamos entrado por la parte de atrás. 

El Hotel Santa Fé y el profesor Salvador Santacruz


Pasamos así a descubrir un lugar encantador donde los seres se detienen a disfrutar el tiempo y a sus congéneres, y de paso, a deleitarse con la fachada de otro de los iconos de la ciudad : El Teatro Juárez. Señal de poderío, de cultura y de la "plata" que ha circulado y circula por Guanajuato, la ciudad no podía menos que tener este escenario para representar lo célebre. Con un sorpredente y transplantado estilo Neo Mudejar en el interior, mezcla un poco de todo en el exterior, dando más barroquismo a este espacio tan singular.
Fachada del Teatro Juárez

Cúpula del Teatro Juárez

Y de aquí lo que faltaba: subir al Cielo. A espaldas del teatro, se encuentra el funicular que te lleva a lo alto del Cerro San Miguel , el mejor lugar para entender Guanajuato, y su configuración ensortijada. Hay un espléndido mirador, en el que además podrás apreciar la escultura monumental, o más bien Monumento, al PIPILA, un legendario personaje de la independencia y que como estaba aquí no podía ser más que minero. 

 

El Mirador del Cerro 

Porque me olvidé de contarles  que Guanajuato es fundamental en la historia de México, escenario de batallas y conquistas por defender su soberanía frente a los españoles, que se dieron cita tanto en la capital como en la provincia. Nos quedó mucho por ver y por contar, pero eso será objeto del Próximo Viaje.

Desde Guanajuato capital puedes visitar San Miguel de Allende , la Mejor ciudad del Mundo " para los lectores del Conde Nast Traveller .

También la emprendedora y pintoresca ciudad de León, en México también tiene su ciudad de León









You Might Also Like

1 comentarios

  1. Uohh no tuve la suerte de conocer Guanajuato pero parece un lugar ideal y con mucho patrimonio...me encantan las casas de colores!

    ResponderEliminar

Post favorito

SORPRENDENTE BUENOS AIRES

No sé si a alguien que no haya nacido en Buenos Aires esta ciudad le pueda parecer tan fascinante como a mí. Pero comenzar a caminar esta ...

Blog Archive